Diario de un viaje y reflexiones sobre el concepto de nutrir

0

Viajé a Mendoza para conocer EnfaBebé 3, una nueva propuesta en nutrición infantil que hace foco en el Desarrollo Mental. Volví con varias ideas profundas que, lo juro, nada tienen que ver con la cata de vinos locales.

LA PREVIA: Tribulaciones y decisiones.
Me invitaron a Mendoza al lanzamiento de la nueva marca, y su nueva fórmula, de Mead Johnson Nutrition. Para ir tengo que hacer malabares con mi agenda. Pero pará, mis hijas solo tomaron teta. Y ya son más grandes… pero ojo, la invitación habla de desarrollo mental y eso me recontra interesa, y a juzgar por la cantidad de gente que leyó las entrevistas a Estanislao Bachrach, a mis lectoras ni les digo.

Entro en la web de MDJ, lo primero que aparece es una leyenda que indica que que lo que pretenden es “Nutrir a los niños del mundo para el mejor comienzo de la vida” y un cartel que dice que la leche materna es siempre la mejor opción. Ahora ya quiero conocerlos.

Hago malabares (Y hago la valija) y me voy.

LA INTRO: Levantar vuelo.
IMG_20150930_093138969_HDRDejar mi casa, mi oficina, mis compromisos y mis placeres por dos días es más complejo de lo que parece. Pero estamos a punto de despegar. Viajo con la agencia que nos invitó, Luciana Torres de Mamá Conectada (Ya la conocen, es amiga de la casa), Alejandra de Nacer y Crecer y Claudia y Alejandro de Ahora Mamá.

Levantar vuelo, tomar distancia, es un gran punto de partida para cualquier cambio de perspectiva, para animarse a mirara las cosas desde otro lado. Y vamos a aprovecharlo.

LA CIUDAD: Vino, sol, paisaje y gente buena.
IMG_20151001_102903853Mendoza nos recibe con frío y sol, una combinación imbatible para mi gusto invernal. Camino la ciudad intentando que mi torpeza natural no me deje caída en cada acequia y me siento bien recibida. Es el CONARPE (Congreso Nacional de Pediatría) y los hoteles, las mesas y las veredas están copadas por pediatras. El sueño de cualquier madre.

Cada vez que salgo de Buenos Aires pienso en dos cosas un poco obvias: Primero, que hay gente que vive de otra manera. Segundo, la variedad tremenda de usos, costumbres, colores, climas, sabores, tonadas… todo junto en nuestro país. Mendoza es diferente en cada esquina y bella en todas.

LA PRESENTACIÓN: Una noche nutritiva.
IMG_20150930_195415145Nos vestimos lindos. Cae la tarde y llegamos a la bodega Los Toneles cuando los últimos rayos de sol se terminaban de esconder por ahí atrás. El momento perfecto. Vino rico (una constante, no desayuné vino de casualidad), gente amable, una gran lugar.

Entre el mar de mesas nos tocó una en la que había dos pediatras sentados, no tenían que aclararlo, eran padre e hijo y se habían acercado desde un pueblo chiquito en el que, como corresponde, eran figuras públicas. El padre tenía más de 90 años y contaba que su hijo atendía a los nietos de los que habían sido sus pacientes. Hubiera necesitado una noche extra para preguntarles todo lo que quería, vicios de la profesión (la mía digo). Y entonces, entre plato y plato y con la concentración más grande que vi en mi vida de pediatra por metro cuadrado, empezó la presentación.

EL PRODUCTO: EnfaBebé3.
Enfabebé[BB3 x200]Un señor tomó el micrófono y atrapó la atención de todo el salón. Y eso que éramos una multitud. EL Dr. Peter Willatts, Unidad de Psicología Clínica de la Universidad de Dundee (Escocia), habló del desarrollo mental y de la nutrición, de los vínculos y de cómo los niños aprenden. Mostró videos, nos puso a pensar, nos hizo reír… Escuché atenta yo que, porque nunca lo necesité, jamás usé fórmula para mis hijas.

La idea del Desarrollo Mental como un proceso cotidiano, resultado de una nutrición adecuada y de una estimulación continua, es un tema fascinante que por un lado nos puede parecer complejo, pero que por otro lado, es lo que hacemos naturalmente la mayoría de las mamás.

 

EnfaBebé 3 impulsa el Desarrollo Mental apoyando 4 áreas claves del desarrollo cerebral:

  • Área Cognitiva: representa cómo el niño procesa la información del mundo
  • Área Motriz: incluye cómo el niño se desenvuelve físicamente en el espacio
  • Área de la Comunicación: es decir cómo el niño interactúa con otras personas
  • Área Social: cómo el niño expresa sus sentimientos y emociones.

Si les interesa el tema, pueden  leer mucho más acá.  Es material de lectura accesible y tiene datos muy interesantes.

LAS REDES: El otro lado.
Mientras se sucedía la presentación, compartía en mis redes los datos que me parecían interesantes o novedosos. Me encontré entonces, yo que nunca soy precisamente una florcita y que mis lectores lo saben, con una especie de guerrilla digital fundamentalista “anti fórmula”. Una cosa rarisima. Venía yo preguntándole todo lo que se me antojaba a todos los pediatras que se me cruzaban. Y claro, nunca nadie jamás puso en duda la ventaja de la leche materna. ¿A quién se le ocurriría? Volví al hotel llena de información y rumiando algo más que las empanadas.

DORMIR: Reflexiones de una noche movida.
“Sos de buen tambo” me dijo una vez el pediatra de La Mayor, que luego también fue el pediatra de La Menor. Claro, yo parecía la Fuente de las Nereidas de la leche materna. Hasta los 6 meses las dos solo tomaron mi leche, pero en ambos casos también, al año yo decidí que ya era suficiente y acá estamos toda la familia, entera y queriéndonos. Me encantó poder alimentarlas aunque de a ratos sentìa que mi vida pasaba entre teta y teta y aunque hubo noches en las que hubiera preferido que se coman un plato de ravioles y me dejen dormir. Entendí que era la mejor opción para ellas, pero de verdad, cuándo, cómo y cuánto es algo que cada madre debe resolver en su contexto y con ayuda profesional si la necesita.

El pediatra que me hizo el chiste del tambo no fue el primer pediatra que tuvo mi primogenita. El día que me fui de la clínica siendo madre primeriza, esas casualidades de la vida, éramos 6 en el ascensor: Nosotros tres y el pediatra con su mujer y su bebita que había nacido el mismo día que la nuestra. Tres semanas después llamé al consultorio por una pavada y el pediatra había tenido un accidente. Estaba muerto. Pura identificación, me golpeó bastante y hoy, 13 años después, ya no recuerdo ni su nombre, pero pienso en su mujer. Esa mujer tal vez se quedó sin leche, además de sin padre para su bebita recién nacida, cuestiones de la literatura, imagino que a veces de tanto llorar, una mujer se seca. No lo sé, pero si ocurrió, seguro eso no la hizo menos madre.

Qué tremendo para una mujer que no puede, bancarse, además sus propias circunstancias, las miradas que juzgan y agreden desde afuera. Que tranquilidad para esa misma mujer saber que hoy cuenta con opciones que le permiten alimentar su hijo con las mejores herramientas que ella elija para que el hijo pueda desarrollarse y ser la mejor versión de sí mismo.

Sí, me dormí tarde, pero al final me dormí.

EL PASEO: Hacer vino. O tomarlo.
IMG_20151001_131731228Me desperté más relajada y salimos a pasear. La mañana nos condujo a la Bodega Zuccardi, con sus secretos, sus colores, sus aromas y sus sabores. La historia detrás de las cosas es la que, justamente, le da vida a lo que no lo tiene, una copa por ejemplo. Mucha belleza junta y silencio casi de campo para seguir pensando.

 

 

EL ALMUERZO: Hay charlas que te alimentan màs que la comida.
IMG_20151001_195731Almorzamos en La Casa del Visitante, el restaurante de la misma Bodega, llena de patios y sol. Nos espera una mesa grande en un sentido màs amplio que el del tamaño: Al elenco estable del viaje sumamos a los representantes de la marca y a dos profesionales de lujo que colaboraron el dossier de Desarrollo Mental: El conocido pediatra Diego Montes De Oca y la psicóloga y prolífica escritora Marisa Russomando.

La charla se expande como el aceite de oliva que estamos probando, brillante, se agranda. No estamos todos de acuerdo en todo, pero queremos lo mismo: Poder darle a los chicos todas las herramientas que tengamos a mano para que tengan la posibilidad de crecer hasta donde se les antoje.

Se nos pasa el tiempo entre preguntas, risas, anécdotas, reflexiones. Qué bueno que vine. Ya es hora de volver.

EL REGRESO: Para volver hay que irse.
El desarrollo mental, no sólo el de los bebés, es un proceso cotidiano. Algo de eso hubo en estos dos días. Me siento llena y no creo que sea solo la comida… (Aunque a juzgr por la cantidad no debería descartarlo de plano).

Cuando regreso a casa me agarra ansiedad recién cuando estoy a pocas cuadras. Me pasa siempre. Debe ser instinto de preservación, creeo que no podría soportarme a mi misma con ganas de volver desde antes. Una madre presente es una madre emocionalmente disponbile, leí entre todo lo que leí ayer. Para sustentar muchas veces hay que salir recolectar. Me gusta irme para poder volver.

Concluyo que para alimentar es válido usar todas las herramientas que consideremos necesarias y que tengamos disponibles.

Llegué a casa. Se terminó el viaje. La idea nutrirnos, por suerte, nunca termina.

IMG_20151001_150545791_HDR

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta