El manual de Arlo para mamás

0

Arlo, el apatosaurio joven y miedoso de Un Gran Dinosaurio, la nueva película de Disney•Pixar, nos deja algunas lecciones para madres que vale la pena repasar.

Un Gran Dinosaurio es tal vez una de las películas más emotivas de Disney•Pixar. Con esto quiero decir que van a llorar a moco tendido y está bueno porque en ese estado sensible es más sencillo ver en Arlo, nuestra estrella verde, algunas enseñanzas que colaboran con nuestra tarea de madres.

La película, para ver en familia, plantea una premisa diferente: qué hubiera ocurrido si el asteroide que cambió para siempre la vida en la Tierra no hubiera impactado contra el planeta y los dinosaurios jamás se hubieran extinguido. Y enseguida nos hace acompañar en su travesía a estos dos amigos impensados, un niño humano, feroz y decidido y un niño dinosaurio asustado e inseguro. Ambos perdidos, cada uno a su manera. La inversión de los roles, en donde Spot, el nene, es casi la mascota de Arlo, ya nos hace romper con nuestras estructuras y nos deja tambaleando. No, no es que nuestros hijos sean dinosaurios, pero tal vez se trata de intentar no serlo nosotras.

Aprendamos, que nunca es tarde:

  • Ellos harán fuera de casa lo que nosotros hacemos con ellos. Arlo está lleno de miedos, pero nunca rechaza a alguien por ser diferente. En su familia lo aceptaron y por eso actúa así. Es cariñoso y demostrativo como sus padres lo fueron con él.

Seguí leyendo este texto acá (Hacé click). 

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta