La belleza de la imperfección

0

¿Sabías que 7 de cada 10 mamás siente la presión de ser una “mamá perfecta”? Dove presenta su línea Baby Dove y como siempre, nos pone a pensar.

De este mismo estudio realizado por Baby Dove, llega otro dato que también llama mi atención: El 92% de las mujeres sienten que ser mamá es uno de los momentos más felices de sus vidas. Cómo puede ser entonces que se nos mezcle, entre pañales y chupetes, la angustia y la presión con uno de los momentos más felices de nuestra vida?

Cuando nació #LaMayor es posible que me haya sentido dentro del 86% que se sienten presionadas para ser una buena mamá. Luego con el tiempo, les juro, las cosas se acomodan. Hay rutinas, hay aprendizaje, hay rituales y hay historia.

Porque deseo no es lo mismo que presión.

Presión es querer satisfacer las exigencias ajenas e incluso las propias sin detenernos a pensar realmente qué queremos hacer con nuestra maternidad. Día a día, momento a momento, hijo a hijo. Es tan madre la que da la teta como la que no, la que vuelve enseguida a trabajar como la que extiende su licencia. No es mejor la que hace colecho que la que no. Lo mejor para un hijo es una madre real y presente que lo ame. Todo el resto son detalles.

La disputa, opino, se da entre lo que creemos que debemos, lo que nos dicen las personas que nos rodean, lo que dictan los libros, el recuerdo de lo que con nosotros hicieron y esas madres tan perfectas de las publicidades que nos empujan a una conclusión triste: Estamos haciendo todo mal.

Bien, calma. ¡No es así!. Presión, decía, no es lo mismo que el deseo. El deseo de ser mejor para ese hijo que trajimos al mundo es otra cosa. Es bello, tiene que ver con la entrega y con la superación. Ser mejor mamá no es ni parecido a ser mejor mamá que otras mamás. Ni siquiera tiene que ver con parecerse a otras mamás. Con ser, y hacer, lo mejor que podamos estamos bien todos. Y algunos días sale mejor y otros sale peor. Y no pasa nada.

Ser mejor como un camino y no como un destino. Ser una mamá real es mucho más divertido que ser una mamá perfecta. Sobre todo porque la perfección no existe, entonces no alcanza una vida para ser perfecta y no hay madre ni hijos satisfechos en esa búsqueda.

Dove presenta su nueva línea Baby Dove y como siempre nos acerca todos estos datos que están buenísimos para detenernos no sólo a mirarnos a nosotras mismas como mamás, sino también a considerar cómo miramos a las otras mamás cuando hacen las cosas de un modo diferente al que pensamos que es el correcto.

Al 75% de las mamás les preocupa no poder lidiar con todo. Bien, las invito, de mamá real a mamá real, a concentrarnos en la palabra “todo”. Porque tal vez no tenemos que lidiar con “todo” y algunas cosas son para disfrutar y no para pelearnos con ellas, otras son para aprender y otras para crecer juntos.

¿Alguna quiere hijos perfectos? Bien, ahora inviertan la pregunta y piensen por qué motivo ellos querrían ese tipo de madres. Y después relajense. Y disfruten.

Les Presento la nueva línea BABY DOVE. Proponen más cuidado para tu bebé, a tu manera. Y gracias Dove, una vez más, por acercarnos información que merece ser compartida!

IMG_20161012_170434851_HDR-01

  • Jabón Líquido de la cabeza a los pies: Sin lágrimas – Hipoalergénico – Espuma delicada, cremosa y fácil enjuague – Repone nutrientes esenciales perdidos durante el baño
  • Toallitas Limpiadoras: Creado especialmente para la piel del bebé – 0% Alcohol – Hipoalergénico – Fácil de sacar – Toallitas dobaladas individualmente – Continúan húmedas después de abiertas.
  • Shampoo: Sin lágrimas – Hipoalergénico – Repone nutrientes esenciales perdidos durante el baño – Fragancia desarrollada para la piel delicada del bebé.
  • Jabón en Barra: PH neutro – Hipoalergénico – Fragancia desarrollada para la piel delicada del bebé.

Todo probado por especialistas y con la garantía que nos da una marca como Dove que se aleja de la frustración de una perfección inexistente y que se pone al lado de nosotras: Mamás imperfectas y reales, con capacidad de disfrutar las rutinas con nuestras hijos y de mejorar a diario pero movidas siempre por el deseo y nunca por la presión!

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta