Las 10 películas viejas que tienen que mirar con sus hijos

3

Cuenta conmigo 1

“Volver al futuro”, “La historia sin fin”, “Star Wars” son algunas de las películas de nuestra época que me encanta mirar con mis hijas. Volverlas a ver en familia puede resultar todo un espectáculo.

Nos gusta mirar películas. En familia, en pareja, para una pijamada o para una tarde de lluvia. Acurrucados en el sillón o con salida al cine, siempre es un buen plan.

Aprovechando ese impulso, sometimos a las nenas a una evangelización cinéfila. La Mayor inmediatamente se opuso y expresó su ser pre-adolescente y malhumorado cada vez que nos sentamos a ver una película de “nuestra época”. La Menor, en cambio, hizo gala de una felicidad forzada, solo para contrastar con la hermana. Para el caso, las dos se ponen difíciles.

Hay títulos que traspasan las generaciones y que no necesitan ningún tipo de apoyo. No importa cuántos años tenga tu hijo, seguro vio El Rey León. Pero hay otras películas, preciosas, que nuestros hijos no van a encontrar si nosotros no los invitamos. O como en nuestro caso, las obligamos. Después de todo, es por su bien.

Esta es nuestra lista de favoritos. Sugerimos armar la propia, tener en cuenta la edad de los niños, amenizar con detalles de cómo fue nuestra experiencia sin llegar al cine debate y convertir todo el proceso en un ritual.

  1. Cuenta conmigo (El cuerpo): Es la historia de un grupo de amigos que salen a buscar un cadáver a la orilla del río. Es mi favorita y cuando volví a verla con mis hijas fue igual de emocionante.
  2. E.T.: Nada de lo que escriba va a decirles más de esta peli que lo que tengan guardado en sus corazones.
  3. Volver al futuro: El viaje en el tiempo es un recurso que nuestros hijos conocen y vieron en mil historias, pero en ninguna así. (Y además son varias).
  4. LA GUERRA DE LAS GALAXIAS: Precuela, secuela, miren todo. Les va a encantar y como con ET, no hace falta que sume nada.
  5. GREMLINS: Mantienen su encanto. Y yo sigo queriendo un muñeco de Gizmo.
  6. LOS GOONIES: La búsqueda del tesoro perdido toma forma en la década de los 80 a puro jean talle princesa. Es imperdible.
  7. LABERINTO: La Menor desarrolló una especie de adicción y no puede dejar de mirarla. ¿Quién puede culparla?
  8. LA HISTORIA SIN FIN: Bueno, con esta logramos que deje por un rato Laberinto…
  9. KARATE KID: Superación y música épica. Y después pueden usar el cinto de la salida de baño como vincha y recrear alguna escena.
  10. BEETLEJUICE: La Mayor quiere ser Winona (todas las de mi edad quisimos ser Winona alguna vez) y La Menor se desarma de la risa que le provoca el grosero protagonista.Ustedes podrán tomar algunas de estas y sumar las propias. La tecnología actual (En casi cualquiera de sus formas) nos permite armar una lista preciosa para compartir algo más de la vida que vivimos con nuestros hijos.

 

Les advierto, sin embargo, que en general resultan un poco lentas y que los efectos especiales que en su momento nos deslumbraron hoy parecen hechos en la computadora de casa. Pero las buenas historias se imponen y te llevan de paseo.

Tanto que podemos confirmar el éxito de la tarea cuando La Mayor, creyendo que no la escuchamos, le dice a un amigo: “No sabés la peli copada que ví el otro día”.

Y entonces nos ponemos a pensar cuál será la próxima.

 

Compartir.

Sobre el Autor