Las 5 verdades sobre el cuidado personal que las madres no debemos olvidar en marzo

0

En Argentina marzo es un mes que nos genera sentimientos encontrados. Volvemos a la rutina, que un poco extrañábamos, y eso nos ordena la existencia después de un verano siempre entre intenso y relajado. Pero es también el mes en el que todo comienza: La vuelta al cole y a las actividades de toda la familia es un emprendimiento titánico. Corremos con listas, se nos agota el presupuesto, luchamos para recordar los nuevo horarios y sentimos que el tiempo, una vez más, no nos alcanza.

Sin embargo, y con la experiencia de otros años como testigo, siempre sobrevivimos. Es posible entonces que sea el momento de que las madres intentemos llevar un marzo más cómodo que nos permita enfrentar un año más equilibrado.Total, seguramente hemos intentado cosas más complejas.

Como motivación, y antes de que llegue marzo, les dejo 5 verdades inapelables:

1. Los pelos no dejan de crecer: Si te hiciste la depilación definitiva, podés saltear este punto. Sino, recordá que marzo es aún época de vestidos y de calor. Depilate, querida, que vos lo valés.

2. La balanza no se congela: En el caso de que hayas logrado salir airosa de la bacanal de las vacaciones, sabé que en marzo la balanza tampoco perdona. Comer sano y ordenado te va a ayudar a llegar al invierno sin tener que comprar pantalones de corderoy un talle más grande. Marzo te deja agotada, abril es un mes complejo para comenzar una dieta, mejor prevenir que engordar.

3. La falta de ejercicio no colabora con el estrés: Ya sé que no tenés tiempo. Tampoco tenías tiempo para tener hijos y acá estamos. Si realmente no podés seguir con tu rutina, salí a caminar por el barrio. Sabemos que hacer ejercicio es saludable para el cuerpo, pero sobre todo, es salud mental. Ahora, decime si hablando de salud mental, marzo no es el mes ideal para hacer ejercicio.

4. El pelo no se cuida solo: Las raíces desteñidas y las puntas florecidas no hacen juego con la trenza cosida perfecta que le hiciste a tu hija para el primer día de clases. Copate, cuidate, que eso también es educar.

5. El maquillaje y la crema no se esconden en marzo: No te tomes vacaciones de tu mejor versión. Si te maquillás (porque no es obligación) no dejes de hacerlo. Y si tenés más de 20 y no usás alguna crema… estás loca? Empezá ya mismo, que además de los beneficios de cada pote, ponerte crema te obliga a repasar tu cuerpo para reconocer que sos una persona con forma y sobre todo, con derechos.

Si bien nos paramos a hablar de este tema desde el humor, la idea de este post es recordarnos a nosotras mismas que cuando estamos bien, nuestros hijos también lo están. Y que es posible y que vale la pena el esfuerzo. Aunque sea marzo.

Leé mucho más en la Comunidad de Almashopping

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta