LAS CUATRO COSAS QUE HAY QUE HACER ANTES DE TENER UN HIJO

0

La llegada de un hijo nos revoluciona las emociones y los días, los planes y las prioridades. Sin embargo, antes de que ocurra, la incertidumbre y los temores, lo que no sabemos y lo que nos da miedo no poder, intentan ponerse en la primera fila de nuestra ansiedad. Les propongo una lista de 4 ítems para ir tildando a gusto y para llegar al parto igual de asustada, pero más contenta, igual de emocionada, pero más en paz.

1. Sacarnos las ganas
Un hijo es un antes y un después. Más allá de la bendición, hay cosas que serán más complicadas de hacer luego de agrandar la familia. Si bien con el tiempo todo se acomoda, es bueno despuntar el vicio con aquellas cuestiones que nos dan placer y que luego serán la excepción: pasar un domingo entero en la cama mirando series, viajar sin destino cierto y casi sin equipaje, hacer ese curso que venimos postergando… Hay que darse panzadas de todo lo que podamos.

2. Enfrentar los miedos
Tener miedo no es un problema, forma parte del combo. El peligro es quedarse congelada, haciendo equilibrio en el temor. Cada uno sabe cuál es su receta para que esos miedos no nos detengan. La mía es informarme. Leer, consultar profesionales y especialistas, amigas experimentadas, abuelas y tías de confianza. Preguntar hasta lo que me da pánico. Es un buen momento para ponerle el corazón a esos miedos y avanzar sobre ellos (o al lado, rápido o de a poco, como quieran) porque no van a desaparecer por arte de magia. Tener herramientas sirve para estar más tranquilas y con tiempo más libre para otras cosas que también nos van a desvelar pero que aún ni imaginamos. Superar los miedos es un ejercicio, cuanto más entrenemos, mejor.

Seguir leyendo acá (Hacé click). 

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta