NOS QUEREMOS VER FESTEJAR

2

Diciembre está lleno de festejos y entre las muestras de fin de año, los regalos y ver con qué parte de la familia pasamos cada fecha, puede que nos olvidemos qué significa realmente festejar.

Es posible que no tenga que ver con las corridas desaforadas para agarrar el último turrón de oferta ni con los reclamos propios o ajenos porque justo no podemos cumplir con “el café que tenemos pendiente”. Tampoco está relacionado con lo que uno invierte en el evento. Nunca se trató de quién tiene el arbolito más grande, sabemos.

Festejar es un verbo que se empieza a conjugar ante de decirlo porque solo puede venir desde adentro.

Tiene que ver con homenajear lo que pasó, con tener fe en lo que se viene y también con disfrutar cada momento. Para disfrutar hay que estar, y no solo de cuerpo presente.

Festejar tiene que ver con encontrarse. Con mirarse en profundidad, aunque descubramos rincones un poco olvidados y con telas de araña. Caridad en la mirada, piedad con las heridas, cariño para las cicatrices.

Y entonces, no importa si los nenes tiran un vaso y te arruinan la deco.

O si no estamos todos vestidos en la misma gama de colores y somos re poco Instagram.

Si somos dos o somos cien.

Si brindamos con vasos de papel o con copas de cristal.

Tampoco importa si tuviste un año duro.

Porque festejar es una decisión esperanzada.

Es decirle a los que nos rodean que damos gracias por tenerlos en nuestras vidas.

Es sentir que somos ricos en aquellas cosas que no se pueden comprar.

Es estar dispuestos a volver a creer. Siempre.

Cuando festejamos, enseñamos a festejar.

Cuando festejamos nos preguntamos por qué no festejamos más seguido.

Trabajemos para llenar la vida, y la red, de festejos reales.

Contagiemos la decisión y esta voluntad prometedora de festejar.

Texto para VER – #TeQueremosVerFestejar 

Compartir.

Sobre el Autor

2 comentarios

  1. Acabo de compartir tus palabras con mi familia (disfuncional de la muchas que hay) todos repartidos por el mundo. Separados por océanos en continentes y usos horarios. Gracias por poner en tan sintetizadas líneas mi creencia sobre los festejos y los motivos para honrarnos. Besos, Mariela

    PD: la nota de ropa heredada moda que no pasa también la compartí!!!! Hermosaaa

Dejar una Respuesta