Rapiditos: El diablo que se vista como quiera

3

bebe-traje-ecologico-manga-larga-cascada-de-flores_designEn pelotas y con zuecos de cuerina con tachas. Así vamos a andar este verano, según el vaticinio de una amiga con la que comparto el (buen) gusto para la vestimenta.

Junto con la primavera (Si alguien más me dice feliz primavera voy a pegarle primero y a romper en llanto después) llega el cambio de temporada, y sólo como para que no te sirva nada del guardarropas, pasamos del Glam rock oscuro y el  metal a un liberty acampanado lleno de flores en colores pastel. Un brote, pero psicótico.

No es que históricamente yo sea un folletín. Suelo usar lo que me gusta. Desde siempre. Que en general es negro. Así que no es muy complicado. Sin embargo no negaré, no aquí al menos, algunos errores propios de la inmadurez en mi pasado.

El vestido bobo de la fiesta de egresados, con zapatos con moño y taco chupete es una gran mancha. Sobre todo cuando me caí y me quedó, todo el acampanado, tapándome la cara.

Bajo la mirada y reconozco haber usado pollera con calzas, con medias futboleras y zapatos con hebillas. Y jopo. Lunares tenía la pollera (Y yo en el cerebro, evidentemente).

Podría seguir por horas, pero me parece que un buen final es traer a este sitio la idea socialista que tenía sobre la moda. Si Madonna puede salir con pantalón de cintura alta y corpiño cónico por qué yo no? Y salía. Convencida de que éramos todos igual. Pero claramente, no soy, ni fui, ni seré, ni en sueños, Madonna.

Con el paso de los año he ido desarrollando cierto estilo y hasta he tenido algunos aciertos, como todos, y que no vienen a colación. Sobre todo porque ningún acierto supera la imagen de la pollera a lunares con calzas y medias futboleras…. no es cierto?

Volviendo a las revistas de moda y a la temporada que se viene, y considerando que hace años que me compro la ropa sin probármela, evalúo que este año será más rápido. Porque ni me compraré.

La situación vendedora aburrida, vendedora excitada, vendedora soberbia, vendedora frustrada es tema para otro post. Y si encima le sumamos un perchero lleno de flores ni te cuento.

Los zapatos son más sencillos. Siempre encuentro la horma de los mios. El que mejor me calza, que nada tiene que ver con el más cómodo.

Y para ser honesta, me horrorizo con algunas visiones, pero defiendo a muerte tu derecho a salir vestido como un esperpento. Los asesores de vestuario para la “vida diara” con sus sentencias estúpidas sacan a la asesina serial que hay en mi y prefiero pensar que la forma en la que te vestís está cerca del juego y del abrigo (no sólo físico).  Y el juego y el abrigo son cosas muy importantes en la vida. Aunque decidas salir con una maceta en la cabeza y una cascada de  encaje en el culo. Es que el mejor modo de tomarse las cosas importantes de la vida es con humor.

Volviendo a lo florido de la temporada, me resguardo y me consuelo en la idea de que después de los 30 no conviene estar a la moda, porque la línea es delgada (Y en algunos casos, como el mío, es lo único delgado). Esa línea que hace que de tanto estar a la moda no lo estés. Y después de los 30 conviene vestirse con onda, independientemente de lo que uses y de lo que se use. Y que respetar (te) aquello que te gusta, y observen que siendo una insolente no dije “lo que te queda bien”, sino “lo que te gusta”, hace que seas tapa de tu propia revista.

Y la más linda de tu propia fiesta.

Aunque tengas las tetas en forma de cucuruchos. O andes en bolas y con zuecos de cuerina con tachas.

Compartir.

Sobre el Autor

3 comentarios

  1. Asi sera, pero un dia (y a modo de investigacion) vamos a salir “de compras”, le vamos a poner el pecho (mejor el tuyo) a esta temporada.
    Placer leerte, como siempre.

  2. Reclamo lo mismo.. pero quiero la foto del vestido bobo y en la cabeza!! Genial como siempre lo tuyo!

Dejar una Respuesta