Sorteos, sí sorteos

15

A mi siempre me asombró que me lean. Incluso ahora. No por falsa modestia, sino porque sostengo que, como he dicho en otros textos, escribir es desnudarte frente a un espejo, con luz blanca y sin haberte depilado.

Además, como he comentado en otras oportunidades (Se ve que la edad me pone reiterativa) durante mucho tiempo no permití que ninguna marca ingresara al blog. Puro celo. Por suerte a veces la tozudez le deja espacio a la razón y cuando vi que no se me pedía nada y que nadie me obligaba a relacionarme con marcas que no consumía o que detestaba por motivos varios, noté también que las comunidades de esas marcas permitían que mis textos llegaran a más gente. Así que… ¿Por qué no?

En estos días, además, luego de evaluarlo bastante, empezamos a hacer algunos sorteos. Arrancamos con el del calendario del Gato con Botas de los amigos de Netflix y se vienen varias sorpresas más. Nos pareció un modo más de agradecerles por leer, por compartir, por comentar, por detener la mirada en estos textos y por entregarle su tiempo a mi pluma. 

Queríamos avisarles, como siempre que algo nuevo ocurre. Nunca vamos a sortear algo que no hayamos probado y con lo que no estemos conformes y siempre vamos a utilizar plataformas on line de sorteos que no dejan lugar a dudas sobre la transparencia del proceso.

Y sigo sosteniendo: Cuando escribo me imagino desnuda, frente a un espejo, con luz blanca y sin haberme depilado. Todas razones que confirman que no puedo dejar pasar ninguna oportunidad de agradecerles que sigan aquí a pesar de semejante espectáculo. 

Mierda en los sorteos y ojalá todos ganen algo!

Compartir.

Sobre el Autor