UN ESPACIO PARA DESCANSAR – Revista Expertas

0

(Columna Publicada en la revista EXPERTAS del Supermercado DíA) – Febrero 2017.

“La respiración es un proceso vital que consiste en la entrada de oxígeno al cuerpo de un ser vivo y la salida de dióxido de carbono del mismo”. Respirar se parece al amor, hay un ida y vuelta que nadie nos enseña pero que todos hacemos.

Pero, una pena, para el amor no existe una definición tan sencilla. Claro que hay amores indiscutidos: El que sentimos por nuestros hijos, como una topadora rotunda que nos lleva puestos y nos deja sin dudas. Sin embargo, como para darles motivos para la terapia, les preguntamos, aunque sea en broma, si quieren más a mamá o a papá. El amor es contradictorio: Es precioso pero no es perfecto.
El amor nos pone en lugares incómodos, nos hace crecer raíces y da trabajo. También incluye dejarnos querer y eso supone ciertas contingencias, como tener que amarnos, primero, a nosotros mismos a pesar de las propias fealdades.
Sentimos amor por lo que hacemos, por nuestros amigos, por nuestra pareja, por las mascotas, por un recuerdo y por nuestra familia (No toda). El amor se parece bastante a un lugar en el que podemos descansar y es casi lo único que no se puede hacer por obligación. Aquello que amamos habla de lo que somos.
Amor vital decía al principio, en eso también se parece a respirar: es lo que nos permite seguir viviendo a diario sin morir ahogados. Porque no podemos definir al amor, pero si te asfixia, te daña, te limita o te mata, claramente no lo es.
Amar, y respirar, son siempre pura vida. Y eso sí lo sabemos.

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta