Confiesen: ¿Cuánto invirtieron en gomitas?

0

B - AR - Beta Suarez - Gomitas_732x412

Sufrimos una invasión de ligas para hacer pulseras. Se reproducen y aparecen en sitios inusitados. Los juguetes se ponen de moda y por suerte, pasan.

“Tengo gomitas hasta en el cajón de piedritas de los gatos” me dijo una amiga. Me hice la superada y seguí caminando hasta la puerta de salida de la escuela. La Menor reemplazo el “Hola mamá” por un “Necesitamos gomitas” y así nos introducimos a esta moda, con un piletazo y de cabeza.

Las “gomitas” son banditas elásticas pequeñas y de colores que se trenzan con puntos diferentes (a mano, con aguja tipo crochet o incluso en telar) para hacer pulseras, collares, etc. Como cualquier moda exitosa, las gomitas tienen a sus detractores, pero bueno, ¿quién no? Son furor, y si quieren ver el tamaño del fenómeno, o del flagelo, los invito a googlearlas. Si se enganchan y aprenden algún punto me avisan que les mando a La Menor, porque con mis limitaciones para las manualidades no tuvo suerte.

La Mayor pronto se sumó a la euforia y hacen pulseras mientras comen, mientras ven tele, mientras van en el auto, mientras hacen la tarea. Por supuesto que las gomitas van al colegio, se pueden olvidar el mapa que tenían que llevar para la prueba, la cartuchera o la vianda, pero la caja de gomitas jamás.

La Menor, que alega no tener motricidad para levantar la mesa o doblar las medias, desarrolló una capacidad extraordinaria para hacer uno de los puntos y hasta combina colores con cierta gracia. Claro que tener la muñeca llena de pulseras de gomitas de colores (Incluso fosforescentes o con glitter) te arruinan cualquier outfit, pero si se los digo se van a poner hasta llegar al hombro. Por lo pronto, como se educa con el ejemplo, yo me negué terminantemente a lucir una. Y la chiquita, comprensiva, me hizo un llavero.

Seguí leyendo este post acá. (Hacé click)

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta