Cuidarse es educar

0

Los hijos nos miran. El cuidado personal forma parte de la herencia intangible, y sin precio, que les podemos dejar.

Es una gran verdad que “Lo esencial es invisible a los ojos” y acá lo sostenemos firmemente. El tema es cuando lo convertimos en una excusa y nos encontramos con las raíces crecidas diciéndole a nuestros hijos que se peinen para ir al colegio o pidiéndoles que se laven las manos mientras los señalamos con un dedo que tiene el esmalte visiblemente saltado, casi craquelado, pero por efecto del tiempo.

Claro que sería el colmo que a las mujeres, además de todo, se nos exija parecer modelos de tapa. Pero es verdad también que el afuera refleja muchas veces el adentro, y que aquello de que estar lindas tiene que ser para nosotros y no para los demás tiene una excepción: Los hijos nos miran. Y aprenden.

Van algunos tips para que, cuando nos miren, vean un espejo en el que esté bueno reflejarse:

  • Dispongamos de tiempo para nosotras sin culpa: Es posible que el tiempo sea el recurso más escaso, sin embargo, se suman recursos para que podamos optimizar cada minuto. Las compras on line, en sitios que nos inspiran confianza, como Almahopping, nos brindan, además de promociones, tiempo para usar aquello que compramos. También hay productos que son fáciles de utilizar y que nos resumen pasos con muy buenos resultados. Y además, no temamos desarrollar habilidades extraordinarias, como maquillarnos en el subte. Nunca sabemos cuándo podemos llegar a necesitarlas.
  • Dispongamos de dinero para nosotras sin culpa: Somos madres, no vamos a dejar al pequeño sin mochila para hacernos un baño de keratina. Pero justamente, como somos madres, somos buenas administradoras. Sepamos que tenemos derecho, que está bueno y que es justo. Administrar también es educar

Seguí leyendo los tips de esta nota acá. (Hacé click)

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta