Debe y Haber

2

 

Debeyhaber_H

 

“Vos no sabés lo que es ser independiente”. Trabajo desde los 12, manejo una empresa y hago lo que se me antoja, pero todo en remise. Eso invalida, parece, cualquier emancipación.

Durante décadas amigos, parientes y metidos me repetían todo lo que iba a ganar cuando le perdiera el pánico al volante. Iban desde la comodidad hasta el ahorro y desde la libertad hasta los derechos que con sufrimiento habían ganado las mujeres y que yo pisoteaba por no tener registro para conducir.

Pero, pérfidos desalmados, nadie me habló de lo que iba a malograr cuando me le animara al acelerador (Uno maneja como vive, así que eso de poner el freno aún se me complica un poquito).

 

 

Seguí leyendo esta historia en Disney Babble. (Hacé click).

(Y si querés saber por qué te llevo de paseo a Disney Babble, hacé click acá).

Compartir.

Sobre el Autor

2 comentarios

  1. No le aflojes. Yo empecé a manejar estando embarazada, y cualquier error era atribuible a mi estado (porque al nacer el bebé tenemos que estar preparadas para todo). Se me apagaba el motor… Me temblaban las piernas, me sudaban las manos. Pero luego de tomar coraje cada día que me sentaba frente al volante, enfrentando desafíos por caminos alternativos, un día me saqué el gusto de tocar bocina e insultar a un imbécil que se me atravesó mal. Esa furia me liberó. Ese día sí le encontré el gustito a la ansiada independencia. Y a vos también te va a pasar. Posta.

Dejar una Respuesta