Halloween: A relajarse y/o gozar

1

Los chicos festejan Halloween, si podés dejar la arenga patriótica para causas más nobles, dejame que te cuente cómo aprovechar la situación.

Esta dicotomía falsa de Halloween o Patria que leo desde hace unos años, sostenida por gente que calza zapatillas con la pipa y declama mientras en la otra mano tiene una lata de gaseosa que no es exactamente de yerba mate, me pone un poco de mal humor. Patria es otra cosa. Ahora me parece perfecto, siempre, que cada uno haga lo que se le antoja. Y a eso me dispongo.

La verdad es que La Noche de Brujas se instaló en Argentina y para los nenes es otro motivo de fiesta, de pasarla bien, de jugar. Si te da mucha culpa podés ponerles una escarapela debajo del disfraz de Freddy. Y de paso ponésela el resto del año debajo del disfraz de Woody o de Elsa, porque a los fines profundos del cuestionamiento filosófico vendría a ser lo mismo. Entre dulce y truco, quedate con lo dulce.

¿Estoy defendiendo Halloween? No en particular, no lo promoverìa nunca, suficiente tengo con la cantidad de disfraces de los que ya me ocupo en el año. Pero defiendo la libertad, que es libre. ¿Me interesa Halloween? Nah, me da lo mismo. Pero descubrí algunas ventajas que pienso volver a aprovechar este año:

  • Los disfraces pueden ser sencillos: Lo resolvés con lo que tenés, un monstruo es un monstruo, o usás la imaginación, como proponen acá los amigos de Netflix.
  • Ven películas de terror con los amigos y:
    • No las ven conmigo. A mi me dan miedo.
    • No hacen escándalo porque les da vergüenza. Si hay amigos en casa no nos despiertan a la madrugada porque “piensan cosas”.
  • Si la reunión es en casa podemos decorar con “lo que hay”: Otra vez, el género “terror” es muy amplio. Las cortinas rotas encuentran acá una nueva forma de vida.
  • Perderle miedo al miedo: El foco está en el miedo y viste como es, cuando iluminás algo deja de ser terrorífico. Los grandes sabemos que los fantasmas no se bancan que los miremos de frente.
  • Si no vieron las películas de Tim Barton es un buen momento para verlas. Todas.
  • Es la excusa perfecta para hacerles comer verduras: Si le pusiste mucha onda y vaciaste una calabaza, que haya sido con la condición de que se la coman.
  • Reunirse con amigos siempre está bien y este punto no precisa explicación.

Van algunas sugerencias para armar el pijama party de terror para los más chiquitos.

La Leyenda de La Llorona: Tratar de cazar a una bruja puede ser una arriesgada aventura, pero este grupo de amigos se atreve a hacerlo con el objetivo de que La Llorona ya no salga a secuestrar niños.

unnamed (1)

DreamWorks Shrek’s Swamp Stories: Shrek y sus amigos celebran Halloween y otras festividades; sin embargo ninguna celebración evita los problemas… y de eso sabe el Gato con Botas.

3456218

 

A los adolescentes dejalos que buceen en los clásicos del terror. Netflix tiene muchos.

Si el plan es familiar y con un muerto y un poco de humor negro se dan por satisfechos, recomiendo enfáticamente “Nuestro último verano en Escocia”.

Nuestro último verano en Escocia-

Y si, como yo, le escapás al género, declará que como es 31 todavía es el mes de la madre (Al menos en Argentina), los dejás atrapados en las historias de fantasmas y te acurrucás con consorte, o con tu perro o con tu almohada y te das un festín con estas dos joyitas que entran en la categoría “Películas periféricas que amé” y sobre las que no les pienso decir nada. Confíen y disfruten. Empezar Otra VezLove Rosie.

Empezar otra vezdescarga

 

Porque cada uno festeja lo que quiere como quiere. Lo importante, siempre, es festejar.
(Y también es importante que Netflix me desarrolle pronto la temporada nueva de Sense8, porque las madres también tenemos derechos, pero eso lo dejamos para otro post).

Compartir.

Sobre el Autor

1 comentario

  1. Lo de la zapatilla con la pipa es sublime! Viviendo en NY te cuento que aqui también hay controversia, siempre hay algún debate. Ahora esta instalado en el tema ‘dar golosinas o dar juguetitos’ (de esos que hay en las piñatas, algo chiquito) por el tema de la obesidad infantil, así que acuerdo con que si se puede festejar por que privarnos?

Dejar una Respuesta