Inteligencia Emocional: El tema detrás de intensamente

1

Estanislao Bachrach nos ayuda a descubrir cuál es el gran tema que subyace en Intensa-Mente. ¿Qué es la Inteligencia Emocional y cómo podemos ejercitarla en la crianza de nuestros hijos?

Nadie mejor que Estanislao Bachrach, doctor en biología molecular y experto en neurociencia, para hablar de las emociones y de los cuestionamientos que nos deja Intensa-mente, la película genial y nueva de Disney•Pixar.

Me intriga, para empezar, si este hombre que tanto sabe de emociones, puede regular las propias. Y me da curiosidad saber si podemos entrenarnos en la materia.

– ¿Conocer tan en profundidad la mente humana ayuda a entender qué está pasando por la cabeza de nuestros hijos?

Sin dudas. La inteligencia emocional es intrapersonal. Para entender a los demás primero tenés que entenderte a vos. El 95% de las cosas que hacemos en el día son emocionales y las justificamos luego con la razón. La razón viene medio segundo después de la emoción. La inteligencia emocional tiene que ver con aprender a observarnos antes de hacer las cosas para tomar mejores decisiones. Tiene que ver con estar tranquilo para hacer lo mejor posible con las herramientas que tenemos.

– Muy bonito todo, digo fascinada, pero tengo que preguntar: ¿Cómo hacemos para aplicar la inteligencia emocional en nuestra vida diaria, con nuestros hijos?

Para empezar, creo que en casa debería estar prohibido el “no puedo”, es la frase más autolimitante que existe. A muchos “no puedo” de 0 a 10 años, un adulto infeliz. ¿No podés o no sabés? Vamos a aprender.

– Debo interrumpir porque la prohibición de “no puedo” me suena a un niño que hace lo que quiere…

El cerebro humano no entiende el no. Cuando tu hijo hace berrinches, ofrecele alternativas. Lo que pasa es que es muy difícil, venís de trabajar, estás cansada, te peleaste con alguien. Uno quiere decirle que no, que no haga eso, que si hace eso no va a comer postre, o lo que sea. Es natural, son las 3Fs: fear, facts and force (miedo, hechos y fuerza). Pero este método no funciona, es decir, sí funciona en el momento porque como padre/madre uno tiene poder sobre el niño y él se asusta, pero a la larga no conviene hacerlo. Yo te digo la teoría, aunque entiendo que es difícil llevarlo a la práctica. Lo que podemos es intentar hacer lo mejor que podamos en ese momento.

Seguí leyendo esta entrevista acá, hacé click.

Compartir.

Sobre el Autor