Maestros son los que te ayudan a crecer

0

B - AR - Beta Suarez - Día del maestro_732x412Hay maestros que te dictan su clase y se van. Y hay otros que te enseñan exactamente lo que necesitás para seguir creciendo.

Me levantaba con tedio y resignación, me vestía a desgano, desayunaba por obligación, me llevaban al colegio y recién ahí me despertaba. Mis padres fomentaron el conocimiento, la investigación, la lectura y el arte en todos sus aspectos. Tal vez por eso el secundario me parecía una porquería.

Con los años valoré enormemente el esfuerzo que hicieron para darme la educación que me dieron, pero en ese momento detestaba el uniforme, la mochila y todo lo que tuviera que ver con el colegio. Hubiera dado cualquier cosa por quedarme leyendo en casa.

Un día, ya en los últimos años, entró al aula la nueva profesora de lengua. Rubia, imponente, de esas mujeres que nacen con estilo. Para completar el cuadro, tenía voz grave, mirada penetrante y una pisada firme que imponía respeto. Fue una de las únicas veces que recuerdo estar interesada por algo de lo que pasaba entre el pizarrón y yo. Si no hubiese sido una adolescente obtusa, le hubiera llevado una manzana.

La maestra de lengua me vio. No solo me miró, me vio. Yo sabía que podía escribir, no sabía el trabajo y el tiempo que requería hacerlo más o menos bien. No sabía los años que me iba a llevar afinar la pluma. Me exigió, me forzó, me llevó al límite, me puso en contacto con mis dones, mi pasión y mis debilidades. Me rechazó los mejores textos que yo había escrito hasta ese momento por no haber respetado los plazos. Mi profesora de lengua justificó mis cinco años de secundario. Y además, claro, me enseñó la materia.

Seguí leyendo este post acá. (Hacé click). 

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta