Tocate las tetas

2

taza_pecho_bigRepasemos juntas las ventajas de tocarnos más.

El escote es un tema sustancial para las mujeres. Ya sea por exceso o por falta, por altura o turgencia, por color de la aureola, por separación o por preponderancia del timbre. Invertimos en corpiños más que en la educación de nuestros hijos y debe ser la única cirugía que reconocemos sin problema, sueltas de cuerpo y diciendo: “Son mías, ya las pagué”.

Las tetas tienen poder y lo sabemos. Pocas cosas más efectivas que una remera blanca mojada sobre un par de lolas sin corpiño. Un buen escote aleja las miradas de cualquier otra cosa que queramos ocultar y para las que somos madres, las tetas suponen alimento, vínculo y crianza. Por supuesto que son además un objeto de placer, la tapa de cualquier revista porno, la segunda base de los circunloquios adolescentes y una especie de imán para nuestras parejas. Pero no estamos aquí para hablar de cuando ellos nos tocan, sino de la importancia de tocarnos las tetas nosotras y de los motivos, todos buenos, para hacerlo.

  • Porque las tenemos.
  • Porque, no importa la forma o el tamaño que tengan, son lindas.
  • Porque nos da placer.
  • Porque si nos tocamos nosotros sabemos cómo queremos que nos toquen.

Y te sumo:

  • Porque el cáncer de mama es la principal causa de muerte oncológica en la mujer pero, paradójicamente, detectado a tiempo puede curarse. Y para detectarlo tenés que chequearte.
  • Porque en nuestros país, Argentina, se estima que se diagnostican alrededor de 18.000 nuevos casos por año y cerca de 5.400 mujeres mueren debido a esta enfermedad. Y porque si nos tocamos periódicamente podemos evitar ser parte de esas estadísticas.
  • Porque para enseñarles a nuestras hijas a tocarse, tenemos que hacerlo primero nosotras. Y porque nos puede salvar la vida. O la de ellas.

Podés hacer un autoexamen mensual. Mirá, en este link podés aprender. Y luego charlá con tu médico (O con el que te atienda en dónde puedas) y no te quedes con dudas. Hay un mamógrafo móvil de LALCEC que te hace la mamografía si no tenés cobertura médica. Lo podés contactar acá.

Para disfrutarlas hay que tenerlas, para tenerlas hay que cuidarlas, para cuidarlas tenés que chequearte, y para chequearte tenés que tocarte. Compartirlo con tus amigas, enseñale a tus hijas.

Y si la estás pasando mal, déjame que te diga que tengo amigas que pasaron por el cáncer de mama y que a pesar de todo lo que te vengo diciendo en este mismo post,  sin tetas sí hay paraíso. Me encantan mis tetas (De verdad, cualquiera que me conoce sabe que me encantan mis tetas, anduve en bolas toda mi adolescencia) pero si tengo que elegir entre ellas y mi vida no dudo ni un instante. No tengas miedo.

¿Te quedó claro? #Chequeate. Tocate las tetas, que está buenísimo.

————————————————————————————————–

10678837_10204672959325021_1782850492421264348_nPD: Dejame que te invite a la 10 Caminata Avon contra el Cáncer de Mama. Sumate a la campaña, usá #Chequeate en tus redes.

Entrá al link y anotate, que lo recaudado se dona al LALCEC (Sí, los del mamógrafo).

¿Nos vemos?

Compartir.

Sobre el Autor

2 comentarios

  1. Pingback: Sobre el cáncer, las tetas, la prevención y la conciencia

Dejar una Respuesta